Fuente

Ethereum, la plataforma blockchain que se gestó en el año 2014, a través de una propuesta deVitalik Buterin y que posteriormente trajo consigo la innovación más importante de los sistemas y redes basados en la tecnología blockchain como lo son los “Contratos Inteligentes“, que despertaron un interés mucho más allá del sólo uso de la tecnología en la creación de criptomonedas, a su uso en un sin fin de procesos propios de las organizaciones en el mundo actual, no ha parado de buscar mejoras inherentes a convertir dicha plataforma en la referencia por excelencia del mundo de la criptografía; en este respecto, desde octubre del año 2017 se vienen anunciando algunas formas de hacer de esta red la más poderosa y escalable hasta ahora conocida.

En relación a lo anterior, es de entender que todo sistema que tienda a crecer como las redes blockchain y su forma más conocida las criptomonedas, traerán consigo una serie de problemas implícitos que surgirán de su propia dinámica y partiendo del hecho que hoy día hablamos de dinero real, constante y sonante, no falta quienes busquen la manera de aprovechar cualquier debilidad de este tipo de redes para lucrarse de forma indebida o también esos problemas propios de los altos volúmenes transaccionales que se generan debido a la cantidad de personas que comienzan a realizar la actividad, entre los cuales se encuentran los siguientes:

  • Consumo excesivo de energía
  • Desigualdad en el acceso a hardware de minería
  • Centralización de piscinas mineras, que han traído problemas como los ataques del 51%.
  • Mercado emergente de equipos de alta potencia como los mineros ASIC, con los cuales se incrementan los riesgos de centralización de las redes.
  • Bajas velocidades de transmisión de datos.

Toda esta problemática ha generado que los desarrolladores de Ethereum estén trabajando de forma continua en la búsqueda de correcciones a los antes mencionados problemas, para lo cual han dado con dos ideas fundamentales que vienen a ofrecer soluciones que permitan, sino resolver, al menos paliar dichas dificultades, las mismas se enfocan en la meta que el fundador de la red Vitalik Buterin ha definido: “Escalar la cadena hasta su máximo teórico

Casper

Siendo una de esas soluciones Casper, el cual se constituye en un protocolo publicado en octubre del año 2017, que se basa en la metodología Prueba de Participación (PoS por sus siglas en inglés), recientemente en mayo del presente año 2018 se publicó incluso una mejora del mismo y en términos generales consiste en una transición del actual sistema de trabajo de la red Ethererum Prueba de Trabajo (PoW por sus siglas en inglés) a uno de Prueba de Participación, esto es pasar de un sistema estrictamente de minería con alto consumo de energía y riesgos de ataque del 51% a otro donde quienes validen los bloques deban enviar un depósito para poder participar y serán retirados incluso con penalizaciones si se determinan que han violado en su conjunto las reglas establecidas, incrementando de esta forma la seguridad de la red.

Por una parte con el formato PoS se aumentan la viabilidad de participación en la minería, siendo que, se reduce el depósito de participación de 1.500 ETH a 32 ETH, pero por la otra se reduce las recompensas del bloque de 3 ETH a 0.6 ETH, esto último con la firme intención de hacer menos atractivo el trabajo de minería a los grandes conglomerados de mineros ASIC, reduciendo a su vez la posibilidad que estos lleven a cabo ataques del 51% para manipular las transacciones, en vez de ello existirán en una primera etapa tanto mineros como validadores en la red trabajando en equipo.

Sharding

Pero las mejoras no van intrínsecas sólo al aspecto de minería como tal, sino también, a la capacidad de la red de generar transacciones de una forma más rápida, para ello está en marcha un proyecto que busca aplicar el método Sharding, el cual fue anunciado por Buterin en abril de 2018, dicha metodología consiste en la capacidad de los Nodos de almacenar sólo una parte del registro distribuido, es decir, la cadena principal se fragmentará en cadenas separadas, que se asociarán entre sí con el bloque principal, esto traería como resultado un aumento en el ancho de banda y en la velocidad de la red en varias veces y a su vez resuelve esto la tarea de escalabilidad.

En relación a esto Buterin hace semejanza en lo que sería la red Ethereum bajo estas circunstancias con un Archipiélago, en el sentido siguiente:

Imagina que Ethereum ha sido dividido en miles de islas. Cada isla puede hacer lo suyo. Cada una de las islas tiene sus propias características únicas y todas las personas que pertenecen a la isla, es decir, las cuentas, pueden interactuar entre sí y pueden disfrutar libremente de todas sus características. Si quieren contactar con otras islas, tendrán que usar algún tipo de protocolo“.

Todo lo antes expuesto nos lleva a concluir que existen indicios comprobables para establecer que Ethereum tiene grandes posibilidades de cumplir la promesa subyacente de escalar su cadena de bloques hasta “su máximo teórico“, combinando para ello el protocolo Casper con la metodología Sharding en un sistema híbrido de consenso, reencontrándose de esta forma con la filosofía inicial de la tecnología blockchain de descentralización y democratización de la riqueza.

@hectorvarelarey


hectorvarelarey

About Blockchain

Deja un comentario

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
Google+
Google+
https://hectorvarelarey.timeets.com/2018/10/07/vitalik-buterin-y-su-aspiracion-de-escalar-ethereum-a-su-maximo-teorico">
LinkedIn
Instagram